Por qué comprar unas gafas virtuales

¿Por qué comprar unas gafas virtuales? En este artículo te daremos diferentes razones para hacer tu compra de este dispositivo.

El avance de la tecnología desde el siglo XX ha conseguido que las gafas de realidad virtual formen parte de nuestro presente. Aunque todavía falta pulir unos cuantos detalles para que se usen a diario.

Desde el siglo pasado se ha ido buscando la manera de obtener mejoras en estos dispositivos. Los primeros dispositivos de realidad aumentada ofrecían imágenes en tres dimensiones que proyectaban junto con un sistema de simulación de viento y olor, consiguiendo la sensación de gran dimensión.

Este mecanismo se llamaba sensorama pero era una gran máquina que poca utilizada tenía en la vida diaria. Las maquinas evolucionaron hasta conseguir los efectos que hemos visto en los cines IMAX.

Si directamente quiere ver las mejores gafas virtuales visita el artículo.

La aparición de las primeras gafas virtuales

En 2013 fue cuando vivimos la gran revolución tecnológica con la aparición de los smartphones que con sus pantallas de alta resolución y la multiplicidad de sensores detectan la posición e inclinación.

De la avanzada tecnología smartphones nace el primer prototipo de gafas virtuales a un precio económico. Estas son las gafas Oculus Rift que aprovechan a la perfección el efecto estereoscópico mediante el que las personas consiguen una imagen única de la fusión entre dos imágenes.

A partir de aquí, con las bases asentadas, ha sido posibles desarrollar otros modelos de gafas de realidad virtual compatibles con diferentes modelos de smartphones a precios accesibles para los consumidores.

Google ha sido una de las empresas que se ha sumado al carro de la realidad aumentada lanzando su propio modelo, las gafas Cardboard. Están hechas en cartón y son plegables, han tenido una gran cantidad de réplicas.

Las gafas de realidad aumentada para smartphones son la vía más rentable para disfrutar de la tecnología de estos dispositivos.

comprar gafas de realidad virtual

En qué debo fijarme para comprar unas gafas de realidad virtual

No todos los modelos de smartphones son compatibles con los soportes de las gafas de realidad virtual tienen que cumplir una serie de características para encajar en los visores y obtener una imagen de calidad.

Para escoger tus gafas de realidad aumentada puedes fijarte en las siguientes características:

  • Compatibilidad con tu smartphones

Cuando vayas a comprar tus gafas fíjate bien en las referencias que utilizan los visores de realidad aumentada en referencia a cuál debe ser el tamaño compatible con el teléfono que se corresponde al modelo que el fabricante considere que se adapta.

En ocasiones nuestro Smartphone puede ser más pequeño o más grande que el mínimo establecido por el fabricante para que encaje con el visor. Antes de llevártelas, comprueba que el teléfono entre.

En ocasiones, la casa fabricante puede indicar que incluyen teléfonos de hasta 5,5 pulgadas y haya modelos de ese tamaño con pantallas demasiado grandes para alojarlas en los compartimentos.

  • Comodidad

No todas las gafas de realidad aumentada se ajustan a la forma de nuestra cara. Si a los cinco minutos de llevarlas puestas notas que te aprietan o hacen rozaduras, significa que no es el modelo adecuado para ti.

Pruébalas, si no fuera posible, asegúrate de que las correas sean ajustables y el material con el que se han fabricado sea blando, suave y elástico. Evitando que contengan elementos rígidos. También debes fijarte en la forma del puente de la nariz.

El interior de las gafas, para hacerlas más cómodas, debe estar revestido con una almohadilla blanda con elasticidad para que se adapte a la cara.

  • Óptica

Cada visor admite un modelo de teléfono diferente, por lo que la distancia de las ópticas a la pantalla puede variar en función de si utilizas una pantalla de 4 pulgadas o una de 6 pulgadas. Las ópticas deben ajustarse en profundidad y apertura.

Si sufres algún tipo de patología como miopía, hipermetropía o astigmatismo por encima de una graduación de 1,5, necesitarás utilizar tus propias gafas junto con las gafas de realidad aumentada.

Por lo tanto, en cuanto al modelo de Smartphone se recomiendo que como mínimo tengan cinco pulgadas. Si en número de pulgadas es inferior el campo de visión será más estrecho y la sensación de inmersión quedará reducida.

  • Calidad

Presta atención a los pequeños detalles como la calidad de los acabados, los materiales con los que se han fabricado o su robustez.


Los precios de los modelos de gafas virtuales son muy variados, van desde los 200 euros hasta los 900 euros. Pero no por costar más o menos quiere decir que todos los modelos que hay en el mercado tengan la misma calidad.

Leave a Reply